Google+ Badge

martes, 25 de junio de 2013

LA IMPORTANCIA DE LA AMISTAD


“La verdadera amistad es como la fosforescencia, resplandece mejor cuando todo se ha oscurecido” – Rabindranath Tagore
La amistad es tal vez uno de los factores más importantes para poder ser felices. Todos estamos interrelacionados, a lo largo de nuestra vida conoceremos a muchas personas, con algunas entablaremos unos vínculos que serán más afines a nuestra forma de ser y estos lazos de conexión crearán lo que denominamos AMISTAD.
Creamos en nuestra mente una imagen de cómo creemos que son las personas que vamos conociendo, lo que sucede es que a veces imaginamos a nuestros amigos de una cierta manera, en algunas ocasiones nuestras perspectivas van de la mano con la realidad, pero no siempre sucede así, incluso en ciertas ocasiones podemos llegar a idealizarlos, eso es un grave error. A veces exigimos demasiado a una amistad, cuando en una situación determinada, nuestra forma de actuar difiere de la otra persona, puede surgir una discordia que conlleva una decepción y es así como surgen los malos entendidos. No necesariamente se romperá, tal vez simplemente nos tambaleemos, pero que consigamos mantener el equilibrio o no, dependerá en buena medida de nuestra actitud y de lo fuerte que sea la amistad. Lo que si es cierto, es que en algunas ocasiones si la fisura ha sido muy grande y las decepciones son repetitivas, ya no permitamos que el dolor forme parte de nuestra vida y lo más fácil y más acertado sea caer en el vacío de la indiferencia, donde desaparezca todo lo que nos unía, pero cuando esto sucede debemos preguntarnos si realmente alguna vez existió una autentica amistad o fue otro tipo de relación que confundimos con ella.
Al igual que con las relaciones de pareja, cuando éstas se rompen, debemos pensar que la culpa no es sólo de una de las partes, todos somos culpables, si realmente queremos recuperarla deberemos ser críticos con nosotros mismos.
Lógicamente las amistades son de muy diferentes tipos, existen las amistades de conveniencia, que son nefastas desde cualquier perspectiva que las miremos, las únicas y auténticas y de las que hoy estoy tratando son las relaciones sinceras, donde hay un sentimiento de cariño incluso me atrevería a ir más allá, de amor.
Cuando pones la palabra AMOR, en una relación de amistad, muchas personas la mal interpretan, para mi esa línea tan sutil que existe entre el cariño y el amor de una amistad es difícil de definir. El amor como término que utilizamos y que muchas veces tememos usar por lo que puedan pensar los que nos rodean, es sin lugar a dudas el vocablo más hermoso inventado por el hombre, por su significado. Cuando el afecto es puro y desinteresado y se fortalece con los años, el sentimiento que tenemos hacia esas personas, es simplemente de AMOR.
Lógicamente hay también muchos tipos de amor al igual que he dicho que existen muchos tipos de amistad. Dejemos de sentirnos ridículos y digamos más a menudo a las personas que apreciamos lo mucho que las queremos, creo que esto nos ayudaría a que todo funcionara un poquito mejor. Recordar que el uso de palabras positivas ayuda, no sólo al que las recibe, también al que las regala.
Cuando pasan los años y te preguntas que se habrá hecho de aquel amigo o amiga que tenías, a que se debe que esa amistad se haya enfriado, no existe ningún motivo concreto, lo que sucede es que debe fluir una comunicación por ambas partes. No olvidemos que formamos parte de un universo que está en constante movimiento, todo lo que nos rodea, desde lo más ínfimo necesita energía, en este caso esta energía sería el propio MOVIMIENTO. Recordar el dicho “lo que lanzas, recibes”. Si yo me preocupo por ti, pero cuando yo estoy mal tú no lo haces por mi, como crees que terminará nuestra amistad???? Si queremos que nuestra amistad perdure, debemos alimentarla día a día, pero no nos equivoquemos, eso no quiere decir que debamos vernos todos los días, ni mucho menos, simplemente debemos estar siempre para apoyar y ayudar a un buen amigo.
Para progresar en nuestra vida interior, debemos recordar que es fundamental rodearnos de personas que nos proporcionan paz y armonía, el errar es humano, cuando nos equivocamos haciendo algo, rectificamos; del mismo modo cuando alguien se equivoca eligiendo un mal amigo, no pasa nada, abramos la puerta y que salga, sin rencores ni odios, incluso de esa experiencia habremos sacado algo en positivo y habremos aprendido una lección. Cuando esa decepción nos produce una frustración mayor, no en si por la pérdida de dicha amistad sino más bien por el sentimiento de desasosiego que sentimos, el problema radica únicamente en nosotros, NO en la otra persona, no debemos jamás permitir que nadie nos hiera, somos seres libres, que tenemos la opción de elegir lo que queremos.
Finalizo esta semana con esta frase que es corta pero que me ha gustado mucho.
El victorioso tiene muchos amigos. El vencido, buenos amigos. – Proverbio Mongol
Hasta la próxima semana AMIGOS!!!

lunes, 17 de junio de 2013

PAZ INTERIOR


 “Si no estamos en paz con nosotros mismos, no podemos guiar a otros en la búsqueda de la paz”, Confucio
Todos somos seres privilegiados, sin excepción, lo que nos diferencia a los unos de los otros es que hay quien es consciente de su realidad, adaptándose a ella y otros en cambio que se pasan la vida quejándose de todo lo que les llega, sin parar a pensar que mucha culpa la tienen ellos de su actitud frente a la vida, tenemos que ser conscientes de esto.
El otro día en un programa de televisión sobre Inteligencia Emocional, aparecía un señor, explicando su experiencia. Contaba como a su madre le habían diagnosticado una enfermedad degenerativa y hereditaria cuando él contaba con 17 años. En ese mismo momento a su padre lo despidieron del trabajo y entro en una gran depresión, fue entonces cuando ese chico tuvo que convertirse en el cabeza de familia y dedicarse en cuerpo y alma al cuidado de su madre, las tareas que conllevaban el cuidado de ésta eran para él muy desagradables, además se sentía aterrorizado pensando que podía contraer esa misma enfermedad. Un día después de tener una crisis de ansiedad, se dio cuenta de que no podía seguir así, o vivía y luchaba o abandonaba, fue entonces cuando tomo la elección más acertada de su vida. Vio que lo que estaba haciendo era en beneficio de su madre a la que siempre había amado, que lo que estaba haciendo era una cosa positiva y su actitud ante la vida CAMBIO de tal manera que ya no le repugnaba cambiarle los pañales y se dio cuenta que cuando él cambió, la actitud de su madre también lo hizo, ella no podía comunicarse con él hablando, pero le devolvía una sonrisa cada vez que él se encargaba de asearla. Para ese joven de 17 años, esa sonrisa fue durante aquellos años el mejor regalo que podía recibir.
Este ejemplo que os he puesto, es para que veáis que en un momento donde se unen una serie de circunstancias negativas las podemos CAMBIAR en positivas. La determinación por realizar un acto sumamente humano, un acto de bondad, lo transmutó en una persona con una paz interior enorme.
Aquí destacaría dos elementos fundamentales; uno de ellos es saber CAMBIAR, cosa que nos cuesta mucho a todos, en muchas ocasiones, permitiremos seguir mal antes que intentar CAMBIAR, el otro punto fundamental es encontrar esa PAZ INTERIOR, que nos conduce a la felicidad más absoluta, tal vez la manera más simple de sentirnos bien, es ofreciendo nuestro apoyo y ayuda a cualquier ser que esté cerca nuestro.
Todos conocemos personas que lo pasan mal, han perdido su trabajo, están enfermos, tienen problemas familiares u otros motivos. Si nos paramos a preguntar a estas personas que es lo que desean, te contestarán la gran mayoría, “deseo PAZ INTERIOR”.

En nuestro pequeño universo que somos nosotros mismos, si conseguimos encontrar la PAZ INTERIOR,  trasladarla a nuestros congéneres y estos a su vez a otros seres humanos, entre todos tejeremos una tela de araña y lograremos que este planeta se convierta en un paraíso. Nadie quiere la guerra, sólo aquellos que se enriquecen con ella, el mal no lo desea ningún ser con un mínimo de bondad en su interior, si la voz del pueblo llegara a todos los confines del Planeta Tierra, conseguiríamos que todo cambiara en pro de la felicidad universal.
El problema radica en que prestamos demasiado atención a los medios de comunicación, nos venden violencia a todas horas, convirtiendo estos actos en algo corriente, muchas personas al llegar de trabajar y mientras se ponen a comer ven los informativos de la televisión, en lugar de disfrutar de la comida, todo son noticias negativas, rara vez vereis algo positivo, según ellos es lo que vende, pero nos acostumbramos a esto y seguimos comiendo como si tal cosa y lo peor de todo esto es que nos convertimos en críticos mudos, que es lo peor que un ser humano puede hacer, CALLAR.
Esta sociedad amigos está en declive, pero no debemos desanimarnos, cada uno en su parcela puede hacer algo bueno a lo largo del día y al acostarnos nos daremos cuenta que nos sentimos mejor, si todos intentamos hacer algo beneficioso a lo largo del día, conseguiremos modificar esta sociedad, pero si no hacemos nada, tampoco visualizaremos ningún cambio. No hay que hacer heroicidades, basta con hacer pequeñas cosas.
La naturaleza nos ofrece infinidad de ocasiones para poder sentirnos realizados, hay tantas cosas que el ser humano ha destruido, que si aportamos nuestro pequeño granito de arena a la “madre tierra” al finalizar el día nos sentiremos bien.
Cuando empezamos a cambiar y escuchamos con atención a las personas que nos rodean, os dareis cuenta que muchas tienen siempre una excusa para no hacer algo, por ejemplo te dicen, es que no tengo tiempo, no tengo dinero, no puedo hacer esto…  en el mismo instante que reconozcáis estas excusas en los demás veréis las que vosotros os ponéis día a día, en ese preciso instante deseareis cambiar para abandonar esas viejas y malas costumbres y hallar a través de vuestro cambio esa paz tan maravillosa.
Recordar que si creéis que PODÉIS lo conseguiréis, del mismo modo si creéis que NO PODÉIS, también esa será vuestra realidad.
Hay tanta belleza a nuestro alrededor, nuestras playas, las montañas, el sol, la luna, todo es belleza y pasan por nuestra vida sin que nos demos cuenta, que triste verdad???, espero que a partir de AHORA, seáis más conscientes de todo lo bueno que os rodea y de aquello que no os gusta, no le deis importancia, cuanta más le deis más se afianza, por eso dejar que corra como el agua de un manantial y que se aleje de vosotros lo más rápidamente posible.
“No hay camino para la paz, la paz es el camino”, Mahatma Ghandhi

lunes, 10 de junio de 2013

VIVAMOS EL MOMENTO PRESENTE. AHORA!!!


“Hay dos días que no importan nada, uno se llama ayer y otro mañana” , Bhuda

Vivamos el momento presente, ya que es la única realidad que  existe.  Lo que nos sucederá dentro de cinco minutos es una cosa incierta, podemos imaginarlo pero no es real, por eso creo que deberíamos centrarnos en este momento, en el AHORA.
Ya os comenté la semana pasada que todo aquello en lo que pensamos creará nuestro futuro, pero antes debemos pararnos a reflexionar  que tipo de pensamientos tenemos en la mente, en este momento.  Si deseamos un futuro positivo y feliz debemos HOY tener pensamientos positivos, por eso debemos centrarnos en el momento actual. Hay que tener una referencia que nos guíe para empezar a cambiar nuestra forma de ser y pensar. Quiero que seamos todos más positivos, por eso, vamos  a empezar AHORA cambiando nuestros pensamientos.  
Seguramente os preguntareis, ¿si no existe el futuro y sólo el presente, que es esta incongruencia??? Mis pensamientos están siempre en el momento presente, con ellos crearemos los siguientes pasos que nos llevarán a un presente dentro de un rato, que sería nuestro futuro inmediato. Es algo difícil de explicar, por eso utilizamos los términos pasado, presente y futuro.
La inmensa mayoría de las personas tienen unas perspectivas negativas del futuro, muy pocos están optimistas. Todos vivimos una realidad donde albergamos momentos buenos y otros peores, pero si deseamos convertirnos en personas alegres con perspectivas felices deberemos HOY modificar nuestra forma de pensar. La conducta de los animales nos puede hacer entender mejor lo que os quiero explicar. Tengo dos perros,  cuando los paseo y ven a un perro que no les gusta, le ladran y se sulfuran, doy la vuelta a la esquina y dejan de enfadarse, el motivo es simple, su realidad ha cambiado, viven el presente, no se preocupan del pasado, que ya no existe ni piensan en el futuro que está por llegar. Tal vez mañana veamos de nuevo a ese perro que les disgusta pero ahora no me preocupo de ello, he girado la esquina y ya no lo veo.  Nosotros deberíamos actuar de la misma forma.
Solemos preocuparnos en demasía por esos momentos que no nos gustan, imaginamos dramas de situaciones que no han ocurrido y que lo más probables es que jamás lleguen, pero que están vivas en nuestra mente. Está científicamente probado que el 80% de nuestros temores, jamás se hacen realidad.
Las palabras que usamos a lo largo del día son fundamentales para cambiar nuestra realidad. Os aconsejo que cuando habléis, dejéis de utilizar el adverbio de negación NO, al principio cuesta muchísimo pero si estamos pendientes del  AHORA nos fijaremos mucho más en las cosas que decimos o pensamos, ya no estaremos distraídos con el pasado o con el futuro.
Decido cada segundo de mi existencia si deseo estar bien o no y la energía que creo es la misma tanto para crear felicidad como para crear desánimo. Lógicamente todos los eventos que nos envuelven influyen en nuestro estado de ánimo, pero es aquí donde debemos aplicar los conceptos que os voy explicando.
Cuando me diagnosticaron el cáncer lo que me repetí durante toda la noche fue “me he curado”, en tiempo PRESENTE,  hice grandes esfuerzos por creerme esa frase, cuando la dices miles de veces, tu subconsciente se la cree, a la mañana siguiente la ansiedad a lo desconocido existía, pero sabía que yo lo iba a superar. Me centré en mi PRESENTE y tuve FE.
Os pongo frases que me gustan, el motivo de esto es que si recordamos la frase podremos aplicar el concepto que os he querido transmitir en el texto que os he escrito.
Todos esos interrogantes que os confunden  a fecha de hoy y que vuestra razón pone en tela de juicio, abandonarlos, buscar en vuestro interior algo que os llene plenamente, un recuerdo maravilloso y afianzarlo AHORA, cada vez que la mente nos juegue una mala pasada y nos coloque en el lado de la moneda que pone negatividad ya sea futura o pasada, visualicemos esa imagen placentera permaneciendo allí hasta que controlemos el momento actual.
La meditación es la mejor forma de vivir el presente, si tenéis ocasión, os invito a que aprendáis a meditar. Tal vez sea la mejor experiencia que he aprendido en mi vida, la meditación me ha ayudado a encontrar solución a problemas que creía imposibles de solventar.
Los cambios en las actitudes aprendidas a lo largo de una vida no se modifican con la facilidad de las palabras, tendremos que ser pacientes y recordar en cada uno de nuestros momentos actuales que lo único que importa es el AHORA.
Os deseo mucha felicidad AHORA y SIEMPRE.

lunes, 3 de junio de 2013

Haz realidad tus sueños. ACTUA


“La vida empieza cuando dejas de llorar y empiezas a actuar, bonita frase ¿verdad?, no puedo deciros quien es el autor, pero una buena amiga me la ha hecho llegar y creo que nos va maravillosamente bien para el tema que vamos a tratar hoy.
Me apetece arrancar este blog hoy con la fuerza y el empuje de la ACCIÓN, sin ella nada se mueve, no somos nada si no empezamos a actuar.
No olvidemos que el universo está en constante movimiento y nosotros formamos parte de él. Mi intención hoy, sería saber transmitiros de qué manera debemos movernos en la vida, para conseguir que las cosas que deseamos se consigan, que nuestros sueños se hagan realidad.
Podría enumeraros un sinfín de cosas que he logrado con las pautas que os daré a continuación, voy a intentar ser lo más breve posible para no aburriros.
Todos tenemos muchas ilusiones, expectativas en nuestra mente, creamos con nuestra imaginación un mundo perfecto, pero sólo es eso un mundo perfecto que vive y se desarrolla en nuestra mente. Lo que la gran mayoría de la gente no sabe, es que estamos en el buen camino de hacer realidad nuestros sueños, ¿de qué forma?... Pues es muy simple ACTUANDO, activando el interruptor de la ACCIÓN.
 
Somos seres que si desarrollamos de forma positiva nuestros pensamientos aplicándolos a nuestro fin conseguiremos aquello que nos propongamos.
 
Tenemos que tener clara una cosa, debemos ser PERSEVERANTES en lo que queramos conseguir, las cosas muchas veces no nos salen a la primera, tal vez nos caigamos y tengamos que volver a levantarnos pero no debemos olvidar que cada vez que nos levantemos sabremos que por ese camino no debemos seguir, algo positivo habremos aprendido de ese tropiezo.
 
No olvidemos otro ingrediente importante que hay que adjuntar, es la llama de la ILUSIÓN, esta palabra tan simple pero que a veces nos cuesta tanto encontrar dentro de nosotros, es el motor de la ACCIÓN. Cuando la ilusión se pone en marcha, las horas nos parecen segundos, sólo pensamos en desarrollar aquello que tenemos en mente.
 
Cuando tenemos un objetivo, pero la ilusión no llega con la fuerza que debiera, mi secreto es volver a la infancia. Cuando somos pequeños, nos interesa todo de la vida, cualquier cosa es divertida, bonita, alegre, creemos en nuestros sueños que desarrollamos en los juegos, podemos vernos como astronautas, princesas y cualquier cosa que imaginamos durante un rato nos creemos que es real. Pero pasan los años, esta perspectiva de la vida se va deteriorando, nos olvidamos de esa ilusión y nos volvemos más sombríos. Damos una mayor importancia a la razón que al corazón, creo que eso es un error, nuestro corazón siempre nos indica el buen camino a seguir, tenemos que volver a escucharlo. Permitirme que hoy deje esta afirmación en un simple comentario, otro día os hablaré más sobre este tema.
 
Para concluir, debemos tener FE en nosotros y en lo que vamos a conseguir, cada uno tiene un sueño en su mente, a veces el llevarlo a término significa romper con una monotonía que puede hacernos creer que es buena, tal vez lo sea, entonces sigamos en ella y sigamos soñando, pero si nos sentimos infelices o tenemos un descontento que queremos acallar, lo mejor es coger al toro por los cuernos y actuar.
 
Rompamos el disfraz que nos envuelve e intentemos ser libres y conseguir nuestro sueño. Si es muy grande vayamos por pasos, pero afrontemos este desafío, ya que tenemos una sola vida y debemos vivirla intensamente.
 
Meditar con esta frase “Cuando despertamos tenemos dos alternativas. Volver a dormir y soñar, o despertar y perseguir esos sueños”. La elección es tuya.
 
Hasta la próxima semana.